Los pensamientos limitan nuestras emociones.

No pude estar en la Jornada del TMT ( Talento, Management y Tendencias ) del pasado viernes 31 donde actuaban -y nunca mejor dicho por el final apoteósico que tuvo- Roberto Luna, Maty Tchey , Eduardo Jáuregui y Fernando Alvárez, ya que estaba con los emprendedores de Linktostart (allí están mis chicas de Clotiè un gran proyecto finalista), pero cogiendo de aqui y allá sobretodo las ideas de Fernando Alvárez (@latrinchera) y su blog “desde la trinchera” , me hago eco de las que mas me han motivado, hecho pensar, reflexionar y tomar acciones durante este fin de semana. Que decir de Fernando que los que le conocen no sepan… un tipo excepcional, amigo de sus amigos, buen corazón y mejor mente.

 

Y las podría resumir es estas:

Cuando quieras resolver un problema, salte de su círculo, deja de focalizarlo porque eso solo nos hace perder oportunidades.

No hablemos de limites. Hablemos de resultados. No nos coartemos a nosotros mismos. Marquemos retos, objetivos y metas.

La actitud con la que te enfrentas al futuro, marcará y determinará tu futuro.

Aprendamos de los niños que son capaces de pasar una tarde disfrutando de una gran aventura en un barco pirata subidos en un sofá.

Lo que tengas que hacer, hazlo rápido. El tiempo no perdona y pasa inexcusablemente para todos.

Nuestro estado emocional marca nuestro devenir diario. Creamos en nosotros y pensemos en positivo.

El verdadero fracaso es cuando, ocurra lo que ocurra, no hemos sabido aprender. Si aprendemos, solo serán altos en el camino.

El éxito y el fracaso son totalmente flexibles pues son una elección. De ti depende y el listón lo ponemos según lo que creemos.

Todas las personas sabemos lo que tenemos que hacer pero no todos hacen lo que saben que tienen que hacer.

Busquemos el éxito y no el confort pues quien no se atreve ya está fracasando y si fracasas, aprende para mañana fracasar mejor.

Si tienes el valor de reconocer que todo está perdido, entonces solo tendrás motivos y fuerzas para volver a empezar.

Si quieres cambiar, tienes que ponerte en acción. Luego ya evaluarás, verás si hay que modificar algo … pero ponte en marcha.

Los pensamientos limitan nuestras emociones. Según pensamos, así sentimos.

No tengamos miedo al cambio, a los cambios pues la vida en si es un cambio continuo, desde el momento en el que nacemos.

Cambias o te cambian? Mejor cambiar y que seas tú mismo quien lidere ese cambio.

Si queréis ver el final, ese apoteosis que mencione al comienzo, entrar aqui.

Please follow and like us:

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

* Copy this password:

* Type or paste password here: